Cuatro errores muy comunes que están dañando tu cabello

Cuatro errores muy comunes que están dañando tu cabello

Cuatro errores muy comunes que están dañando tu cabello

A la hora de cuidar nuestro pelo, muchas veces caemos en hábitos que creemos que están bien pero en realidad no nos estamos dando cuenta de que están dañando nuestro cabello.

¡Pero no te preocupes! Si has llegado hasta aquí es porque cada día intentas mejorar tu rutina del cabello y esa es la mejor actitud. No importa si estamos fallando en algo, pero sí es muy importante detectarlo para poder deshacernos de ese hábito erróneo, corregirlo y cambiarlo por otro más saludable.

1. Peinados muy apretados

¿Quién no ha sentido nunca un dolor horrible en la cabeza después de llevar durante muchas horas el pelo recogido? Dime qué peinados te haces y te diré cuánto dolor vas a sentir después de soltarte el pelo.

Muchas veces por comodidad, por trabajo, por deporte, por calor u otras razones, decidimos recogernos el pelo. Hasta ahí, todo bien. El problema comienza cuando estos peinados aprietan demasiado o son muy altos, ocasionando una tensión innecesaria en nuestro cabello que puede terminar provocando una alopecia por tracción. Por lo tanto, debemos cuidar la manera en la que nos recogemos el cabello y por cuánto tiempo lo hacemos.

Si no te queda más remedio que recogerte el pelo, por las razones que sean, intenta que el peinado que hagas sea lo más bajo y holgado posible. Ten en cuenta que cuanto más alto te lo hagas y más te lo aprietes, más tensión estarás causando en tu pelo y, por tanto, más riesgo de estropearlo.

2. No beber suficiente agua

Piensa que tu pelo es una planta: la puedes cuidar y ponerla en el mejor abono, pero si no la riegas lo suficiente, la estarás secando y estropeando. Con tu pelo pasa lo mismo, puedes cuidarte mucho el pelo, hacerte unas mascarillas naturales increíbles, alejarte de las planchas y secadores, tener una dieta muy variada y saludable, pero si no estás bebiendo la suficiente agua diaria, nunca lograrás notar un cambio importante en tu cabello. Parece algo obvio, pero a veces se nos olvida que el agua es la base de todo.

3. Mal uso de los secadores o planchas

Como buena Pelilarga que eres, sabrás perfectamente que usar secadores, rizadores, planchas y demás aparatos eléctricos muy a menudo pueden dañar tu pelo. Sin embargo, es normal que de vez en cuando los queramos utilizar, y no pasa nada cuando se hace de manera ocasional y está compensado con una rutina de cabello saludable como la que defendemos en Pelilargas.

No obstante, debemos intentar que las veces que los utilicemos, sean de manera correcta:

 

  •  Secador: no lo acerques demasiado a tu pelo, especialmente en la zona de la raíz ya que puede irritarla, e intenta siempre poner el aire frío y la potencia baja. Aunque quizás tardes un poco más en secarte el pelo, ¡créeme que tu pelo lo agradecerá!

  • -  Planchas y tenacillas: intenta no pasarlas varias veces por el mismo mechón y asegúrate de que no estás poniendo la temperatura muy alta. Pero sobretodo, lo más importante es que antes de usarlas utilices siempre un protector térmico, a ser posible 100% natural libre de químicos. En nuestro Curso Pelilargas tienes un capítulo dedicado a este tema, en el que aprenderás a crear tu propio spray térmico completamente natural libre de siliconas.

4. No recogerte el pelo mientras duermes

Quizás alguna vez habrás leído que hay que dormir con el pelo suelto, o de lo contrario, con peinados muy apretados para tensionar el pelo y ‘’forzarle a que crezca’’. Si haces cualquiera de los dos hábitos, es hora de cambiarlos.

Dormir con el pelo suelto no es buena opción, ya que por la noche se te enredará más y, por tanto, corres el riesgo de partirlo más cuando te lo vayas a peinar. Por otro lado, no es bueno dormir con peinados muy apretados porque estarás tensionando el pelo desde la raíz y podrías provocar su caída de manera innecesaria. Ten en cuenta que dormir es un placer y al igual que dejamos a nuestro cuerpo descansar, también debemos dejar a nuestro cabello relajarse.

Al final, lo ideal es un punto intermedio: dormir con el pelo recogido de tal manera que evite nudos y tensión pero a través de un peinado que quede suelto y de ninguna manera lo tensione.

En el Curso Pelilargas tienes un capítulo entero dedicado a este tema para que puedas aprender cuál de todos es el mejor peinado para no maltratar tu cabello mientras duermes.

https://curso.pelilargas.com/offers/zbyLA32P/checkout


13 comentarios

  • Irene

    Maravilloso. Claro, conciso y súper útil.

  • María José Pacheco Caballero

    Gracias por los tips. Interesantes y asertivos. Amo sus consejos. ¡Soy Pelilarga a mucho honor✊🏻!

  • Gisela

    Gracias por los consejos!

  • Catherine

    Super útiles todas estos consejos.

  • Karolina

    Hola !!! Gracias por los consejos !!!
    Ya hice el curso en diciembre.
    Hay alguna opción de poder comprar el artículo de los peinados sin necesidad de hacer de nuevo el curso ?
    Saludos !!!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados