LA REALIDAD DE LOS CHAMPÚS DE CEBOLLA

LA REALIDAD DE LOS CHAMPÚS DE CEBOLLA

La cebolla es un ingrediente que se ha puesto muy de moda en la industria capilar en los últimos tiempos. Y no es de extrañar, ya que este producto natural contiene multitud de beneficios para la salud del cabello.

Estas son algunas de las propiedades de la cebolla: antimicrobiana, antibacteriana y antioxidante, convirtiéndose así en un gran ingrediente para combatir las canas y el envejecimiento general del cabello, además de fortalecerlo. La cebolla, además, ayuda a estimular un crecimiento del cabello saludable gracias a que contiene elevados niveles de quercetina y azufre, sustancias que consiguen que los folículos capilares se fortalezcan y, por tanto, promuevan un pelo más sano, regenerado y voluminoso.

Gracias a sus maravillosas propiedades, muchas marcas de productos capilares han decidido incluir la cebolla en sus fórmulas, algo que ha logrado causar mucho interés y curiosidad por los resultados que han prometido ofrecer en el pelo con su uso.

Sin embargo, ¿cómo de buenos son los champús comerciales de cebolla que tan en tendencia han estado hasta ahora? ¿Son tan beneficiosos para el cabello como dicen ser? Pues esto dependerá únicamente del resto de ingredientes que contengan. Es decir, de nada sirve que incluyan una cebolla o su jugo si luego el resto de componentes que añaden a la mezcla son sintéticos agresivos que dañan y maltratan tu cuero cabelludo. ¿Recuerdas cuando mencioné lo que pasaba con los productos ‘’foodies’’? Pues ocurre lo mismo con los champús de cebolla. No te fíes simplemente porque incluyan una cebolla en la fotografía del envase, ya que en lugar de beneficiar a tu cabello, podría perjudicarlo aún más si llevase ingredientes dañinos. Lo ideal es siempre revisar la lista de ingredientes para comprobar que la mezcla es totalmente natural.

Si el resto de la formulación está basada en ingredientes naturales, ¡pues entonces genial! Pero cuidado, porque la gran mayoría de estos champús que incluyen cebolla argumentan que, con su uso, te harán crecer el pelo más rápido. Esto no es cierto, porque el pelo ya tiene un proceso de crecimiento determinado que varía según la persona, y no se puede acelerar, simplemente estimular a través de una rutina saludable y natural para que nada obstruya ni frene ese crecimiento. También se dice que este tipo de champús logran reducir la caída del cabello, pero... ¿cómo un producto que sirve únicamente para limpiar, puede detener la caída del cabello con tan solo estar un par de minutos en tu cuero cabelludo? Podrá aportarte otros beneficios, pero no frenará una caída.

No te dejes convencer por estas premisas que no son ciertas. Recuerda que los productos milagrosos que te prometen un crecimiento del cabello de la noche a la mañana o también frenar su caída de golpe no existen.

En el Curso de Pelilargas conocerás la manera más efectiva de utilizar la cebolla para poder aprovecharte de todos los beneficios y propiedades que tiene para aportarte. Recuerda que una buena rutina saludable y natural como la que puedes aprender en el Curso, es la clave para poder lograr todos los objetivos capilares que deseas.

Haz click: https://curso.pelilargas.com/offers/zbyLA32P/checkout


3 comentarios

  • Sandy

    Lo mejor es usar su jugo dos veces por semana porque es difícil conseguir un champoo 100%natural

  • Macarena

    Me encantó el artículo ❤️
    Me gustaría saber si puedo aplicar la cebolla a mi rutina capilar de alguna manera que si nutra de verdad a mi pelo?

  • Laura Molina

    Me encanta la franquedad con la que explican los cuidados del cabello, es cierto que el cabello crece dependiendo la persona y el cuidado que llevé, es mentira los productos milagrosos. Que no las engañen.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados