LOS TRUCOS DE NUESTRAS ABUELAS PARA UN PELAZO

Publicado por Pelilargas Pelilargas en

Mucho de lo que sabemos a día de hoy, se lo debemos a nuestras abuelas. No son pocas las lecciones de vida, consejos, reflexiones y recomendaciones que nos han enseñado. También son muchos los trucos con los que siempre nos han sorprendido, y si has tenido la gran suerte de compartir momentos con tu abuela, estoy segura de que más de una vez te ha comentado sus consejos de belleza.

Lo cierto es que nuestras abuelas, la gran mayoría de veces, recurrían a remedios naturales y no precisamente porque no hubiese productos comerciales ‘’milagrosos’’ como los de ahora (también existían en su época artículos capilares, aunque quizás no tantísima variedad como ahora), sino porque conocían perfectamente los maravillosos resultados que obtenían gracias a ellos. A pesar de que sus consejos de belleza solían basarse en ingredientes y trucos muy sencillos, a día de hoy siguen siendo llevados a cabo por aquellas que han tenido la suerte de poder aprenderlos. ¡Nuestras abuelas estaban pero que muy bien informadas sobre cuidados capilares!

Estos son algunos de los hábitos que les hacían tener un pelo de lo más saludable y bonito:

● Dormir con el pelo recogido para que no se estropee. Y no pueden tener más razón. No hay mejor remedio capilar que la prevención, y nuestras abuelas lo saben perfectamente. Al dormir con el pelo recogido (sin que haga tensión en las raíces), estarás evitando que se enrede. Cuantos más nudos por desenredar, más riesgo de rotura y, por tanto, más posibilidad de aparición de puntas abiertas, sequedad, y pérdida de brillo y suavidad. ¡En el Curso de Pelilargas conocerás el mejor peinado para cuidar el cabello mientras duermes!

● Cepillar por la noche. Muchas personas omiten este paso antes de ir a la cama, pero... ¿Sabías lo importante que es cepillar el cabello por la noche? Cuando lo cepillamos, estamos activando la circulación sanguínea del cuero cabelludo y, por tanto, estimulando el crecimiento. También lo cepillaban por la noche para retirar cualquier resto que pudiese haberse quedado durante el día. ¡Así conseguían que les durase el pelo un poquito más de tiempo limpio!

● Cerveza. ¿Y por qué este ingrediente para el cabello? Porque aporta muchos beneficios (entre ellos, minerales y vitaminas) al cabello y lo deja brillante, sedoso y con volumen.

● Vinagre de manzana. Al igual que la cerveza, es un ingrediente que ofrece muchísima suavidad y brillo al cabello gracias a su acidez. Además, lo protege por sus propiedades antibacterianas y antifúngicos. ¿A quién no le han aplicado vinagre de manzana en el pelo para acabar con los piojos? Realmente es un ingrediente imprescindible para lucir una melena sana.

● Evitar aparatos eléctricos para rizar el cabello Aunque las planchas y rizadores existen desde hace mucho tiempo, muchas de nuestras abuelas preferían recurrir a rulos de espuma o velcro y otro tipo de materiales. Así podían conseguir rizos perfectos sin necesidad de utilizar un calor extremo que les destrozase el pelo.

Quizás muchas de nuestras abuelas no realizaban increíbles recetas caseras con ingredientes súper exóticos y espectaculares, pero sí ponían en práctica el mejor remedio capilar: dañarlo lo menos posible. Parece una obviedad, pero la prevención es el mejor hábito diario que podemos realizar para evitar dañar nuestro pelo.

El Curso de Pelilargas te enseñará una rutina capilar completa que beneficiará a tu cabello de por vida y te ayudará a conseguir todos tus objetivos capilares. Y tú, Pelilarga, ¿qué consejo o tip aprendiste gracias a tu abuela? Cuéntanoslo en los comentarios.

← Publicación más antigua



Dejar un comentario